“Su resorte único está siempre, por supuesto, en la manera en que se presentaron los deseos en el padre y en la madre, es decir, en que ellos han efectivamente ofrecido al sujeto el saber, el goce y el objeto a (…). Allí reside lo que llamamos impropiamente la elección de la neurosis, hasta la elección entre psicosis y neurosis.”

Jacques Lacan, «Aporías respuestas», Seminario 16. De un Otro al otro, pág. 302.