“Este hecho de la trasferencia pronto demuestra ser un factor de insospechada significatividad: por un lado, un recurso auxiliar de valor insustituible; por el otro, una fuente de serios peligros. Esta trasferencia es ambivalente, incluye actitudes positivas, tiernas; así como negativas, hostiles, hacia el analista, quien por lo general es puesto en el lugar de un miembro de la pareja parental, el padre o la madre. Mientras es positiva nos presenta los mejores servicios”.

Sigmund Freud. Esquema del psicoanálisis (1940). Obras completas, Volumen XXIII, pág. 175. Amorrortu editores

En este párrafo Freud se refiere a la trasferencia como valor fundamental en un análisis; la condición de ambivalencia es la existencia de una vertiente de trasferencia positiva y otra vertiente de trasferencia negativa, dando un significado importante a la trasferencia positiva por los servicios que presta en un análisis. Pero, si seguimos el texto nos encontramos con los obstáculos que pueden surgir. Dice Freud “los resultados curativos producidos bajo el imperio de la trasferencia positiva están bajo sospecha de ser de naturaleza sugestiva”. Y luego agrega: “si la trasferencia negativa llega a prevalecer, serán removidos como briznas por el viento”. Hay un giro de la trasferencia positiva a la negativa cuando la trasferencia positiva se ha sostenido en la sugestión. Otra variante trasferencial es que el paciente registre una fuerte necesidad erótica que se esconde tras la trasferencia positiva, creerá haberse enamorado con pasión y de esto se derivará el odio al analista, como apunta Freud. Nuevamente se produce otro giro a la trasferencia negativa. Para concluir, la trasferencia positiva es la que juega a favor del desciframiento del inconsciente y cuando la misma se interrumpe por los obstáculos antes señalados, la trasferencia positiva vira a una trasferencia negativa donde ya los servicios cambian. Es por ello que en este texto Freud sugiere el cuidado en el manejo de la trasferencia ante las vicisitudes a que está expuesta.

Rodolfo Pujol Rios

Bibliografía: Sigmund Freud. Esquema del Psicoanálisis. Obras completas, Tomo XXIII. Amorrortu Editores. Capítulo VI, “La técnica psicoanalítica”. pág, 175/177